Tarteka Media Color y diseño primeros pasos

Photo by Lucas Sankey on Unsplash

El color en el diseño gráfico

Los colores producen diferentes emociones e influyen de manera decisiva en nuestra percepción de la realidad. Colores primarios y secundarios, en sus infinitas combinaciones entre sí y con un determinado tipo de letra, tienen el poder de transmitir un mensaje o emoción concreta. Por ello, no es recomendable obviar ni subestimar la decisión de un diseñador de emplear un color específico a la hora de crear la identidad corporativa e imagen de una marca.

Los colores comunican y transmiten emociones al espectador o cliente. Esto supone que un color puede ser percibido de diferente manera dependiendo del color con el que haga contraste. Es por ello importante que se realicen diferentes estudios de color, que se prueben diferentes combinaciones hasta dar con aquella que realmente funcione.

El color azul es el más utilizado por las empresas. Evoca profundidad, seriedad, confianza y solemnidad.

El verde es un color tranquilo y apacible, y representa aspectos como la esperanza, la salud, y la paz.

El rojo es un color pasional, intenso, excitante, en cierto modo agresivo, y refleja valores como la vitalidad y la fortaleza.

El amarillo es un color luminoso y cálido, y refleja cualidades como el optimismo y la claridad.

El naranja es dinámico y radiante, y transmite una sensación amigable, de confidencia.

El morado es un color que refleja la creatividad en estado puro, así como la imaginación y la sabiduría.

El gris establece el equilibrio entre el blanco y el negro, dando un aspecto de solemnidad, neutralidad y calma.

El blanco y negro suelen utilizarse en conjunto, transmitiendo una sensación de seriedad.

En diseño gráfico su importancia reside fundamentalmente en la manera en la que el cliente percibe la marca a primera vista. Las diferentes combinaciones de colores y su juego con la tipografía pueden dar como resultado una gran variedad de diseños con distintas interpretaciones a su vez. Es labor del diseñador, en colaboración conjunta con la empresa, encontrar la conexión perfecta de letra, forma y color, dando como resultado la imagen y mensaje que pretende transmitir la marca.